Nuestro Blog

Proyecto MARA-Agua Rica: las claves de un emprendimiento millonario para producir cobre, molibdeno, oro y plata en Catamarca

abril 29, 2022 // Proyecto MARA



El Proyecto Integrado Minera Agua Rica Alumbrera nació de una sinergia entre empresas cuyo objetivo es aprovechar la infraestructura de Minera Alumbrera y los minerales del yacimiento de Agua Rica. EconoJournal viajó a Catamarca para recorrer las instalaciones de la planta metalúrgica de minera Alumbrera -que actualmente se encuentra en la fase de control y mantenimiento-, accedió a las tareas de revegetación y también visitó Agua Rica, al sur de la sierra de Aconquija.

Bajo la Alumbrera se encuentra en un proceso de cierre de mina debido al agotamiento de su vida útil. A raíz de esto los accionistas contemplaron la posibilidad generar un proyecto integrado conectando la planta de procesamiento de Alumbrera con el yacimiento Agua Rica que producirá cobre, molibdeno, oro y plata. Durante 2021, se invirtieron 1.300 millones de pesos en el Proyecto MARA-Agua Rica, el cual se encuentra en una etapa de exploración avanzada.

EconoJournal viajó a Catamarca para recorrer las instalaciones de la planta metalúrgica de minera Alumbrera -que actualmente se encuentra en la fase de control y mantenimiento-, accedió a las tareas de revegetación y también visitó Agua Rica, al sur de la sierra de Aconquija. El plan que se trazó para lograr esta integración se basa en la construcción de una cinta transportadora terrestre que conectará los dos puntos y que será la responsable de trasladar el mineral triturado hasta la planta para su posterior procesamiento.

Con esto se quiere disminuir la huella ambiental, dado que no se precisa la construcción de una nueva planta, y poner en marcha un mega emprendimiento industrial a fin de lograr una reactivación socio-económica en la zona.

El proyecto es operado por la empresa canadiense Yamana Gold Inc., que posee una participación del 56,25%. Por su parte, Glencore International AG y Newmont Corporation controlan el 25% y el 18, 75% respectivamente.

Este proyecto integrado en donde se extraerá cobre, molibdeno, oro y plata responde a un modelo sustentable de minería eficiente con eje en el cuidado ambiental. Cuenta con un capital estimado en US$2700 millones durante la construcción, y un capital de sostenimiento de US$ 1500 millones durante la vida útil del proyecto, teniendo en cuenta que la mayor parte de la inversión tendrá que ver con el destape de mina y la construcción de una trituradora y la cinta trasportadora.

Los impulsores del proyecto Mara sostienen que una de sus prioridades es la generación de empleo local, por lo que en la actualidad se brindan distintos cursos de operación maquinaria para las comunidades vecinas. MARA-Agua Rica cuenta con 322 trabajadores, de los cuales un 95% son catamarqueños, mientras que MARA-Alumbrera posee 335 obreros. Se estima que los empleos durante la producción serían de 2.750 aproximadamente y durante la operación 1.100.

Para lograr mayor transparencia, el proyecto desarrolló un programa de puertas abiertas con visitas al sitio, consultas sociales durante el proceso de permisos de exploración y seguimiento, sumado al apoyo de proyectos locales abocados al crecimiento y mejoramiento de la infraestructura de acceso al agua.

Proceso de cierre de mina de Alumbrera

Alumbrera se encuentra en el proceso de cierre de mina debido al fin de su ciclo productivo. Es por esto que todas las áreas que no se ven involucradas en el desarrollo del proyecto integrado deben ser sometidas a esta operación.

Los trabajadores del sector se encuentran realizando la cobertura de las escombreras conformadas por material estéril. El oficial de Medio Ambiente del Proyecto MARA, Nicanor Elizondo, informó a EconoJournal que “se definió hacer el cierre con una cobertura de material benigno y llevar a cabo un plan de revegetación con plantines de especies autóctonas para tener una configuración lo más parecida posible a la que existía en la zona antes de la intervención del proyecto”.

La empresa Yokavil, de la localidad de Santa María, es la encargada de llevar adelante la producción de plantines de especies nativas que se emplean en la revegetación, a los cuales se los somete a fases de adaptación mediante el uso de rusticaderos -zonas de mayor exposición- y la disminución gradual del agua para su posterior trasplante, en donde siguen desarrollándose hasta lograr un ciclo de repoblación natural.

Yacimiento Bajo el Durazno

El yacimiento de cobre y oro Bajo Durazno, que se comenzó a explotar desde 2015 hasta 2018, se utilizará en el proyecto integrado como un dique de agua de proceso, por lo que toda el agua que provenga de Agua Rica se almacenará en ese pit para su posterior envío a la planta de procesamiento, evitando las utilización de agua fresca proveniente de los acuíferos de Campo Arenal.

El ingeniero en Minas Daniel Moreno aseguró que con esta metodología de almacenamiento de agua realizarán “una reutilización en donde el único consumo de agua fresca se utilizaría para el mantenimiento de los equipos” y remarcó que el agua que se guardará en Bajo el Durazno “será ideal para el proceso de concentración de la planta ya que tendrá materiales disueltos que ayudarán a que los reactivos  colectores y espumantes utilizados interactúen mejor con las partículas de oro y cobre, y las afloten”.

A esto se le suma el dique de colas de Alumbrera diseñado para filtrar agua y retener los sólidos formados por mineral sin valor económico. El agua que recupere este dique se recirculará hacia la planta procesadora y allí se reutilizará en el proceso productivo. Desde MARA afirman que más del 70% del agua que precisará para esa tarea se reciclará mediante un sistema de retrobombeo.

Planta de procesamiento de Bajo la Alumbrera

La integración entre Alumbrera y Agua Rica incluye la construcción de una cinta trasportadora de 35 kilómetros junto con un túnel de 5 kilómetros, a fin de conectar ambos puntos. En ella viajará el material triturado desde el yacimiento hasta la planta en donde se completará el proceso mediante la molienda y fluctuación, un tratamiento similar al que era sometido el material extraído en Alumbrera.

El Director de Relaciones Comunitarias e Institucionales de Yamana Gold y presidente de la Cámara Minera de San Juan, Mario Hernández, expuso ante EconoJournal que “las empresas han encarado esta integración de traer el mineral por la cinta y adecuar toda la planta metalúrgica a la cantidad del material que se obtendrá”. Además, aseveró que “se trata de una obra grande que va a necesitar mover entre 120-125 mil toneladas de mineral por día”.

Por su parte, Moreno garantizó que “no hay que cambiar los procesos productivos de Alumbrera para Agua Rica, sólo se precisa una ampliación porque el proceso es más largo”,dado que  Alumbrera llegaba a producir 110 toneladas por día.

Ley de glaciares

Hernández señaló que existe preocupación por el nevado del Candado que se ubica a 10 kilómetros del proyecto,  cuya cumbre alcanza los  5.502 mts. En base a esto, indicó que “la cuenca del río Andalgalá es pluvionival por lo que la alimentación se da a través de lluvia y nieve”,  y aseveró que  “no presenta aporte glaciar porque no hay glaciares en la zona”.

El Instituto Argentino de Nivología, Glaciología y Ciencias Ambientales (IANIGLA) realizó el relevamiento de las geoformas criogénicas –formas de terreno labradas por el hielo- que se encuentran en el lugar e informó sobre la existencia de litoglaciares, es decir, glaciares de roca. Hernández consideró que “la confusión se da cuando se habla de glaciares de escombro porque se interpreta que hay glaciares en la cuenca cuando eso no es así”.

Actualmente, desde el proyecto integrado se encuentran realizando estudios en el Cerro Negro, el cual posee un cuerpo de glaciares de escombros inactivos, a fin de determinar si hay una distribución del permafrost- que es la capa de suelo que se encuentra congelada por un mínimo de dos años con temperaturas de cero grados- con el objetivo de analizar si esos cuerpos son glaciares de escombros fósiles o no.  Para ello, colocaron sensores de suelos que toman la temperatura y llevan un registro. Esta medición se realiza anualmente.

Controles ambientales

Las empresas que conforman Proyecto Mara se encargan de realizar monitoreos ambientales que son exigidos por el Estado, que luego se presentan a la autoridad de aplicación. Según informó Elizondo, encargado de medio ambiente, estos controles los llevan a cabo  “para aumentar la base de datos, teniendo en cuenta los valores históricos que son la base del proyecto y significan la contraprueba en la minería”.

El Ministerio de Minería de Catamarca realiza evaluaciones mensuales junto con los expertos de MARA. Luego comparan los resultados obtenidos sobre la flora, fauna y características del agua de los ríos para asegurar la no afectación del hábitat.

También se separan los residuos que poseen restos de hidrocarburos para evitar la contaminación. Cuando se junta cierto volumen una empresa de Andalgalá los recoge en un equipo especial, autorizado por el área de ambiente de la provincia, y los envía a una compañía local que se dedica a la fabricación de baterías, la cual emite un certificado de disposición final de la totalidad de residuos cumpliendo con lo exigido por la ley.

Además, todos los equipos que precisan hidrocarburos cuentan con una geomembrana para evitar filtraciones en el suelo. Por su parte, los residuos orgánicos se utilizan para generar compost que luego se distribuye a distintas instituciones de Andalgalá para uso agrícola.

Fuente: EconoJournal

Comparte:

Me gusta esto

Sé el primero en decir que te gusta.

Posteos Destacados

Reconocimiento a la trayectoria minera

septiembre 14, 2022

Autoridades de MARA presentaron su plan de inversión y cronograma de trabajo

septiembre 14, 2022

La escuela de La Isla ya tiene agua corriente

agosto 4, 2022

Alumnos de la EPET visitaron MARA Alumbrera

junio 22, 2022

Feliz Día del Geólogo

junio 8, 2022

Síguenos

Mesa de Diálogo Cierre de Mina

Visita Nuestro Website Corporativo